Acerca de

Serranía de las Quinchas

Somos un grupo de pequeñas veredas en la Serranía de las Quinchas que trabajamos juntas para fortalecer nuestras comunidades y proteger los bosques excepcionales que nos rodean a través del turismo sostenible. Los bosques aquí son algunos de los últimos que quedan en el medio del valle del río Magdalena y están protegidos por el Parque Natural Regional Serranía de Las Quinchas.

Desde el histórico acuerdo de paz de Colombia en 2016, ahora podemos dar la bienvenida a los turistas para explorar y disfrutar de las maravillas de la Serranía de las Quinchas. Durante décadas, esta área era una zona prohibida, debido a un conflicto armado. Primero fue la “Guerra Verde”, un conflicto regional entre los grupos de poder locales por las esmeraldas que se encuentran en la región. Luego, después de que terminó la Guerra Verde en 1990, el área se convirtió en un bastión de grupos paramilitares en el conflicto nacional de Colombia, quienes se mudaron al área y desplazaron violentamente a la población local de sus tierras. Los grupos paramilitares mantuvieron el control en el área desde fines de la década de 1990 hasta 2006 y durante este tiempo, grandes áreas de nuestros bosques fueron taladas para la producción de ganado y coca (la planta utilizada para producir cocaína), que fueron utilizadas por ellos para obtener ganancias financieras.

Ahora tenemos paz, nuestras comunidades están unidas y trabajando juntas para construir un futuro sostenible en armonía unos con otros y con la naturaleza. Parte de los planes son a través del desarrollo de una agricultura sostenible, como el aguacate y el cacao que se pueden hacer en armonía con el bosque. La otra parte crucial de nuestro plan es el ecoturismo, donde tanto las personas como la naturaleza se benefician del turismo. Además de la oportunidad de experimentar la naturaleza excepcional que nos rodea, también queremos compartir con nuestros huéspedes nuestra forma de vida. Para darles la oportunidad de compartir nuestra cultura, disfrutar de un nuevo entorno y experimentar otra forma de vida.

En 2020 recibimos capacitación de biólogos expertos, incluidos los mejores científicos del Royal Botanic Gardens, Kew, así como especialistas en hotelería y turismo para complementar nuestro propio conocimiento cultural y social del área para garantizar que ofrezcamos la mejor experiencia posible a cada uno de nuestros huéspedes.

¿Dónde estamos?

La Serranía de las Quinchas es un área de 860 km2 de bosque tropical lluvioso y bosque nuboso tropical de alta montaña en las estribaciones del flanco occidental de los Andes orientales de Colombia en el medio del valle del río Magdalena. Las montañas boscosas de Las Quinchas varían en altitud desde 200 metros (660 pies) hasta 1.700 m (5.600 pies), lo que ha creado un área de biodiversidad excepcional debido a la variedad de hábitats que se encuentran aquí.

Por carretera desde Bogotá

Sin detenerse, toma alrededor de 5 horas conduciendo desde Bogotá, sin embargo, hay muchos lugares interesantes para detenerse en el camino. Desde Bogotá, diríjase hacia el norte hacia la famosa Catedral de Sal en Zipaquirá (ubicada en el Departamento de Cundinamarca, 49 kilómetros (30 millas) al norte de Bogotá, en la carretera nacional 45A. Desde aquí continúe por la 45A hacia el pequeño pueblo de Chiquinquirá (hogar de la la catedral más grande de Colombia) por otros 100 km (62 millas) Desde aquí continuará hacia Otanche, otros 89 km en un camino que desciende a San Pablo de Borbur. En esta parte del viaje verá la extensión de las montañas occidentales de Boyacá y pase los picos de Tena y Fura (famoso por las esmeraldas y en el mito de la creación de los grupos indígenas Muzo formado a partir de los cuerpos y las lágrimas de Fura y Tena, la mujer y el hombre del bosque respectivamente), es en esta área donde puede visitar una mina de esmeraldas si lo desea.

Si se organiza con anticipación, alguien de la comunidad vendrá a su encuentro en Otanche, ¡donde comenzará su programa con nosotros! **